El campo de golf de Costa Teguise ya recibe turismo ornitológico

El campo de golf de Costa Teguise ya recibe turismo ornitológico

El campo de golf de Costa Teguise se ha convertido en un punto de observación de aves, que sirve de reclamo a grupos de turistas que buscan este tipo de actividad. El director del campo, Jaime Canomanuel, artífice de esta actividad alternativa al propio deporte, explica que puntualmente llegan grupos de unas 15 personas «de toda Europa y que vienen expresamente a realizar esta actividad de observación de aves que no se encuentran en otros lugares».

Así, es muy habitual hallar pájaros de pequeño tamaño como alcaudones, abubillas, pardelas, cernícalos o alcaravanes, si bien en ocasiones los expertos detectan especies «muy raras en estas latitudes», como ha sido, recientemente, el caso de un ejemplar de paloma «que se está estudiando si es autóctona o está de paso, en su migración desde otro punto geográfico», aduce Canomanuel.

Debido a su gran extensión de terreno, el campo de Costa Teguise ha diversificado su oferta, habilitando una pista de bici de 6 kilómetros en el perímetro del campo.

El anuncio de la apertura de un tercer campo de golf, en Playa Blanca, es «muy buena noticia» para este segmento turístico en la Isla, «que podría ya considerarse un destino de golf y recibir a los grandes turoperadores que mueven hasta vuelos completos», indica Canaomuel. Lanzarote recibe unos 60 turistas de golf a la semana, mientras que en otras islas con más campos llega un vuelo diario con 200 jugadores.

Deja un comentario

Comentario (obligatorio)

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)